GENERA +

NEWSLETTER DE LA DIRECCIÓN DE LA MUJER, GÉNEROS Y DIVERSIDAD – DRA. CARMEN MARÍA ARGIBAY
Edición N° 3 · Julio · 2022

Piel con piel: por nacimientos sin separación

“¿Qué importancia tiene esto en la vida de las personas? Cuando decimos contacto piel a piel, ¿estamos diciendo solo de los primeros minutos?”, con estos interrogantes la socióloga María Víctoria Pérez nos invita a reflexionar sobre los orígenes de este derecho ancestral al momento del parto.

En Argentina, la Ley 25929 establece cuales son los derechos de quienes transitan el proceso de nacimiento. Esta norma nos recuerda que deben ser respetados ciertos derechos para que la mujer que decide parir y su hija/o transiten estos momentos de manera que se los considere protagonistas y no objetos de atención. Entre estos derechos humanos se encuentra el de respetar el contacto piel con piel.

¿Qué importancia tiene esto en la vida de las personas? Cuando decimos contacto piel a piel, ¿estamos diciendo solo de los primeros minutos?

La OMS (1), UNICEF y sociedades de Pediatría de distintos países vienen difundiendo por distintos medios lo perjudicial que es para la salud de ambos que se produzca esta separación (2), la que constituye una violación a los derechos humanos de quien pare y el recién nacido/a.

Casilda Rodrigañez Bustos sostiene que la humanidad es una especie neo-ténica, es decir, una especie cuyas criaturas nacen antes de que su formación llegue a término… “Esto aumenta la importancia del periodo exterior de simbiosis…la exterogestación. Tanto fisiológica como psíquicamente, la criatura recién nacida requiere del regazo materno (y su ausencia es percibida psicosomáticamente como una amenaza de muerte)” (3)

En Mendoza, como en muchas sociedades, venimos siendo testigas/os de muchas experiencias de nacimiento en las que este contacto se realiza, pero no en todos los casos y solo unos segundos o minutos. Luego trasladan al niño/a a la sala de Neonatología para limpiarlo/a, cambiarlo/a, controlar su salud y suministrarles la medicina indicada, cortando el continuum del nacimiento, del apego fundamental.

La socióloga María Victoria Pérez nos ofrece su perspectiva sobre el parto respetado.

¿Pero, qué pasaba en las sociedades anteriores a las sociedades patriarcales, antes del tabú del sexo, cuando las formas de subsistencia y cuidado de los más pequeñxs estaba regulada por la libido femenina?

“En una tribu amazónica desde el nacimiento hasta que aprenden a andar, las criaturas siempre están pegadas al cuerpo de la madre o al de otras personas (subrayado mío); y cuando ya andan, siempre pueden auparse encima de alguien sin que nadie las rechace… las criaturas así tratadas no lloraban, no se quejaban de nada, estaban siempre satisfechas y no tenían miedo de nada. Porque tenían el entorno adecuado a su ‘continuum’, a las expectativas filogenéticas de su condición humana: estaban en brazos. No tenían miedo a quedarse solas, porque nadie nunca las había dejado solas, y porque no podían imaginarse que tal cosa les pudiera suceder nunca. Solo cuando se tiene la experiencia o el conocimiento de algo malo, se puede tener miedo de que tal cosa pueda ocurrir” (4).

Quizás sea hora de confiar en nuestra naturaleza para parir, de respetar el vínculo, de admirar el regazo para el recién nacido/a, tal vez es momento para que quienes usan la tecnología y los extremos cuidados no interrumpan en el nacimiento la necesidad de apego de los seres deseantes del mismo.

 Tendremos una sociedad menos violenta cuando la experiencia de los nacimientos no lo sea.


(1) “Si el método de la madre canguro se aplicara siempre, se podrían salvar hasta 125 000 vidas de recién nacidos” 16 de marzo de 2021”. Nota Web

(2) “La OMS señala que dejar que las madres y sus bebés permanezcan juntos podría salvar más de 125 000 vidas, 16 de marzo de 2021”. Nota Web https://www.who.int/es/news/item/16-03-2021-new-research-highlights-risks-of-separating-newborns-from-mothers-during-covid-19-pandemic#:~:text=La%20OMS%20se%C3%B1ala%20que%20dejar,m%C3%A1s%20de%20125%20000%20vidas

(3) Casilda Rodrigañez Bustos, El Asalto al Hades, pág. 63, 4.ª edición – Marzo 2010

(4) Casilda Rodrigañez Bustos, El Asalto al Hades, pág. 55, 4.ª edición – Marzo 2010

María Victoria Pérez

María Victoria Pérez

Socióloga. Miembro del Observatorio de Violencia Obstétrica de Mendoza.
FOTO CELESTE
Mamá de Celeste, una niña trans

Recibimos a Fernanda Guevara, quien compartió abiertamente su testimonio como progenitora de una niña trans. La conversación fue fluida y amena. Nos contó sobre Celeste, su hija de siete años, súper curiosa y alegre con quien actualmente comparte su vida.

Leer más »
Hormonización y cambio de sexo
Hormonización y cambio de sexo

El psicólogo Germán Gregorio nos detalla cómo se acompañan a las personas que desean cambiar su sexo y cuáles son los objetivos del Equipo interdisciplinario del Hospital Central creado para asistir en este proceso.

Leer más »